El Templo Romano

Aviso


Patronat d’Estudis Osonencs  es una sociedad académica fundada en Vic en 1952 que continúa la tradición cultural de la ciudad de Vic y la comarca de Osona, impulsada anteriormente por el Círculo Literario de Vic (1860), o la Sociedad Arqueológica (1882). La Asociación tiene como fines institucionales fomentar, orientar y coordinar la investigación científica, las artes y las letras así como proteger el patrimonio cultural, artístico y monumental de la comarca de Osona.

TEMPLO ROMANO de VIC
C/ del Pare Xifrè,2. 08500 Vic

HORARIO:
          De martes a sabado:  de 11 a 13 h. p.m  y  de 18 a 20 h.
          Domingos y festivos:  de 18 a 20 h.

          Grupos y otros: Contactar por mail to info@patronatestudisosonencs.cat

ES

 

BREVE RESEÑA HISTÓRICA


Entre el siglo I y II de nuestra era se levantó un templo romano en uno de los lugares más elevados del espacio que hoy ocupa el centro de la ciudad de Vic, en el núcleo de la antigua Auso romana. El edificio estaba situado en un períbolo o témenos sagrado, donde se reunían los ciudadanos y se realizaban las ofrendas y los sacrificios rituales. Seguramente, el templo estaba dedicado a los dioses de la tríada capitolina o al culto imperial. En tiempos del emperador Trajano, Auso disponía de ordo decurionum, un grupo de personas encargadas del buen funcionamiento del municipio, y también sabemos que existía un collegium encargado del culto imperial. Probablemente, a finales de siglo IV, a raíz de la adopción del cristianismo como religión oficial y de la prohibición del culto a las divinidades paganas, el templo pasó a realizar algún otro servicio público.

The Roman Temple and Montcada Castle

El recinto posiblemente fue un espacio utilizado durante toda la antigüedad tardía y en la etapa de dominio visigodo, complementando el centro de poder que entonces también se extendió a la zona que hoy ocupan la catedral y el palacio episcopal. Se desconoce la función que desarrolló el recinto durante la presencia islámica de 796 y 824. En el último cuarto del siglo IX, tras la reorganización del condado de Osona por Wifredo el Velloso, tenemos documentada la existencia de una torre y un castillo con androna en el lugar del antiguo templo. Este castillo pasó a control condal, y desde el siglo XI se convirtió en la sede de la jurisdicción de los Moncada sobre la ciudad. En 1356 su dominio fue cedido al vizconde Bernat III de Cabrera, lo que provocó la oposición del obispado y el inicio de una serie de conflictos y pleitos, hasta que en 1448 los consejeros de Vic lo compraron y el utilizaron como equipamiento municipal.

Montcada Castle drawing

Así pues, en esta etapa medieval el recinto quedó ocupado por el castillo o palacio de los Montcada. Este edificio estaba configurado por un patio interior delimitado por los muros del antiguo templo romano; y, a su alrededor, por una estructura formada por tres pisos con varias cubiertas de vueltas. A lo largo de los siglos, el edificio sufrió numerosas reformas, y sirvió como casa del veguer, granero de la ciudad y cárcel municipal. Los restos romanos no fueron descubiertos hasta 1882, cuando se empezó a derribar el viejo castillo medieval. Entonces un grupo de prohombres de la ciudad adquirió el recinto y promovió la restauración del templo, que posteriormente pasó a ser museo lapidario y más adelante sede del Patronat d’Estudis Osonencs.


 

 

EL TEMPLO ROMANO


El Templo Romano de Auso fue construido con piedra arenisca, probablemente extraída de las canteras del municipio vecino de Folgueroles. Se trata de un edificio construido de acuerdo con las indicaciones de Vitruvio: un templo pròstil –con columnas en la parte frontal– y con un pórtico orientado hacia el este. Para la técnica constructiva (uso del opus africanum) presenta paralelos con los templos de Dougga o Bulla Regia (Túnez). Mide 19 metros de largo por 10 metros de ancho y 11,5 m de altura. El basamento y la parte del paramento septentrional y de poniente son originales, también se conserva casi todo el arquitrabe originario, si bien el paramento de levante y el de mediodía tuvieron que ser reconstruidos.

Temple Roman colommade

La columnata, levantada en lo alto de una escalinata de siete escalones, fue restaurada en 1930. Y el frontón y el tejado lo fueron en 1957. La decoración del friso presentaba motivos geométricos “ajedrezados”, como lo muestran varios fragmentos recuperados. En cambio, las columnas originales presentaban un fuste liso (como se puede observar en el único fragmento original incorporado a la primera columna de la derecha) y estaban rematadas con capiteles corintios. Se conserva un capitel original en lo alto de la pilastra del ángulo derecho del muro anterior de la celda. Las ocho columnas están dedicadas a diferentes personalidades de la ciudad de Vic que tuvieron un papel destacado en la recuperación del templo y en la Renaixença cultural del siglo xix, entre las que cabe mencionar Josep Serra y Campdelacreu, el principal promotor de la restauración del templo.

Map of the enclosure

Las paredes de la celda, de 12,10 m por 10,10 m en el exterior y 10,9 m por 9 m en el interior, estaban cubiertas a la altura del arquitrabe por un techo sostenido por tres grandes vigas o jácenas a la altura del arquitrabe. Los muros conservan los encajes para sostener un placado y también restos de enlucido de cal, que nos indica que probablemente estaba decorado.

The Podium

El podio de 1,5 m de altura se encuentra parcialmente excavado en la colina formada por gravas y marga en que se levanta el Templo, y conserva parte de los cimientos, con bloques bien trabajados que muestran aún las marcas del cantero. Este podio presenta una cornisa pronunciada y junto a mediodía se abrió un acceso, en época indeterminada. Los trabajos arqueológicos realizados permitieron documentar un nivel con material romano previo a la construcción del templo, entorno al siglo I aC y una datación de su construcción entre los siglos I dC y II dC, si bien otros autores sitúan la construcción del templo en un momento indeterminado del siglo II dC.

 

 

EL CASTILLO Y PALACIO DE LA FAMILIA MONTCADA


El conjunto del castillo, documentado desde finales del siglo xi, aparece asociado a la antigua iglesia de Sant Sadurní, que posiblemente debía funcionar como capilla del castillo. El castillo es una construcción de planta casi cuadrada, con bajos y dos pisos situados en torno un patio y un pozo central. Las salas bajas conservan varias aspilleras y eran cubiertas con bóveda de cañón de más de 1’20 m de anchura. El primer piso, también cubierto con bóveda de cañón, presentaba aberturas abocinada, mientras que las del segundo piso estaban formadas por una hilera de arcos, si bien en un primer momento podría haber sido formada por almenas. Empotrada en el muro que toca a la iglesia de la Piedad, hay una lápida que recuerda que el rey Jaime I, como él mismo explica en su Crónica, fue el Castillo de los Montcada en 1231 después de la conquista de Mallorca.

Montcada Castle

Del recinto destaca la presencia de un matacán y una puerta de caballeros, situados en paralelo a la calle Cardona. Es en este lado más septentrional que los resultados arqueológicos han permitido recuperar varios pavimentos y niveles de circulación del siglo XIII en adelante; también tenemos documentadas importantes reformas hechas a lo largo de los siglos XVII y XVIII con el objetivo de ganar espacio. En la parte más meridional los principales hallazgos se asocian a los restos de los muros medievales, pero también en la necrópolis de Sant Sadurní, que tenemos bien documentada en la vecina plaza de la Pietat.
 

 

LOCALIZACIÓN - CÓMO LLEGAR


 

Adreça

Pare Xifré s/n 08500 Vic

Apartat de Correus 43

Comparteix el contingut

©Patronat d'Estudis Osonencs - Tots els drets reservats